http://www.yogauy.net/
Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.      Teléfono: 2915-5044/ Whatsapp: 094-118.209      ¿Como llegar a Yoga?

La ley de la interacción Yin-Yang

 

 Así como el Universo entero está regido por dos fuerzas polares, una femenina Shakti y una masculina Shiva, representando la manifestación y la consciencia trascendental respectivamente, nosotros también, cualquiera sea nuestro sexo, poseemos una parte femenina y una parte masculina. Un conocimiento con respecto a este principio fundamental otorga a quien lo posee una sabiduría única, así como un equilibrio y armonía en todos los aspectos de su vida. En cualquier disciplina de aspiración espiritual lo que se busca es un equilibrio de estas dos energías, con lo que se logra la armonía y rápido alcance de nuestros propósitos espirituales. Lo contrario, es decir un desequilibrio, crea una condición que implica dolor, sufrimiento, desorden, perturbación, tristeza, enfermedad, etc.

 
¡NUEVO! ¿YIN O YANG? - test

¡NUEVO! ¿YIN O YANG? - evaluación y respuestas

 

 Indiferentemente del nivel de organización de la materia en la cual nos referimos, una de las leyes fundamentales que opera constantemente en la naturaleza es la ley de la permanente interacción entre dos fuerzas opuestas pero complementarias, una positiva masculina, solar, yang y otra negativa, femenina, lunar, yin.
Casi todos los fenómenos de la naturaleza son la expresión de la interacción continua de estos dos principios, uno positivo YANG o solar y otro negativo YIN o lunar.
La teoría antigua sobre estos dos principios YIN/YANG representa el marco conceptual que apareció y fue usado por primera vez hace miles de años atrás, para analizar el mundo material en China. La antigua teoría YIN/YANG nació en el siglo XVI en el tiempo de las dinastías Ying y Zhou.
Los términos consagrados YIN y YANG aparecieron por primera vez en el libro de las transformaciones:”YIN y YANG reflejan todos los fenómenos, las formas y las características que existen en el universo”.
La aplicación de la teoría YIN y YANG  ha penetrado poco a poco profundamente en todas las corrientes de pensamiento de la sabiduría autentica. En otro tratado de la sabiduría, se menciona: “YIN y YANG son las leyes del cielo y de la tierra, ellas representan en el fondo el gran marco para cualquier aspecto, ser o fenómeno, ellas son los padres de los cambios, la raíz y el inicio de la vida y de la muerte”. Esta cita expresa muy claramente la idea de que casi todos los eventos naturales, los estados de ser, son en esencia manifestaciones del YIN y del YANG y ellas pueden ser analizadas simplemente con la ayuda de la teoría Yin/YANG.
Empezando con los tiempos pasados, el pueblo chino en la vida cotidiana ha llegado a entender después de ciertas revelaciones, que casi todos los aspectos del mundo natural pueden ser mirados desde una perspectiva dual: el día y la noche, la luz y la sombra, el movimiento y la quietud, el calor y el frío, etc.
Los términos de YIN y YANG son usados frecuentemente para expresar estas características duales y opuestos.
En otro tratado que se llama “La realidad evidente” se dice: “el agua y el fuego son los símbolos del yin y del yang”. Esto significa que el agua y el fuego representan de hecho los dos aspectos opuestos primordiales. Por la raíz de las propiedades evidentes del agua y del fuego, cada fenómeno situado en el medio ambiente natural, puede ser clasificado en yin yang. Por ejemplo: el calor, el movimiento, la luz, el ascenso y la orientación hacia el interior, la excitación y la potencia, pertenecen al yang o fuego. El frío, la quietud, la sombra, el descenso y la orientación hacia el exterior, la inhibición y la debilidad, pertenecen al yin o agua.
La naturaleza yin yang de cierto fenómeno no es absoluta sino relativa ya que por ejemplo en algunas condiciones bien definidas, el yin se puede transformar en yang y el yang se puede transformar en yin y también cada fenómeno puede ser dividido casi al infinito en yin yang.
Cada aspecto de la manifestación puede ser en su lugar clasificado y subclasificado, por ejemplo: la mañana es yin dentro del yang del día y la tarde es yang dentro del yang; la primer mitad de la noche es yin dentro del yin de la noche y la segunda mitad de la noche es yang dentro del yin. Esta subdivisión puede ser continuada al infinito.
En la esfera del ser humano se manifiestan constantemente estas dos tendencias fundamentales, la mujer siendo la expresión de la manifestación principalmente de la energía yin de la creación, y el hombre de la energía preponderantemente yang.
El aspecto yang tiende en modo espontáneo hacia la destrucción y la liberalización. El aspecto yin tiende espontáneamente hacia la conservación y mantenimiento.
El aspecto yang sirve como protector frente al peligro externo y por eso él tiene que ser poderoso. El aspecto yin pone en reserva la esencia y la prepara para después ser utilizada.
En la tradición oriental la vida se mantiene sobre todo por el consumo de energía. En función del destino de esta energía en el ser, ella circula permanentemente en un ritmo bien definido, a través de unos canales específicos que en el yoga se llaman nadhi y en el taoísmo meridianos. Sobre el trayecto de estos meridianos son dispuestos puntos focal de correspondencia con las esferas gigantes de fuerza del macrocosmo, a través de los cuales (si son despiertos) nos podemos poner en resonancia o al unísono con las esferas infinitas de fuerza; en el mismo tiempo, por intermedio de uno de estos puntos focal, la energía puede ser controlada.
Mirando desde este punto de vista podemos decir que nuestra estructura entera y también el funcionamiento del organismo son concebidos en los términos yin yang. Hay órganos yin y órganos yang, energía tipo yin y energía tipo yang, meridianos yin y yang. A cada meridiano le corresponde un órgano o una función. La pareja de dos meridianos con órganos correspondientes, uno yin y otro yang, forman una unidad o una logia energética. Hay así cinco logias energéticas y para cada una esta atribuido un elemento de la naturaleza: tierra, agua, fuego, madera y metal.
La salud es la expresión del equilibrio entre yin y yang. La enfermedad significa sobre todo un desequilibrio energético cual surge por el exceso o por la insuficiencia de uno u otro de los dos elementos. El juego continúo de estos dos aspectos de la energía yin yang, cual se desarrolla conforme a una ley misteriosa con carácter universal, lleva la evolución de la materia en el universo, la existencia de todos los fenómenos de la naturaleza. El hombre y el universo se subordinan a la misma ley cual asegura el camino natural de los acontecimientos (con la condición de que esa ley no sea violada).
La longevidad, el vigor físico y la fuerza espiritual son condicionados por el hecho de vivir en acuerdo total con el universo, con las leyes del yin y del yang, que recomiendan la armonía y la moderación en todos los actos de la vida.
Para tener un entendimiento mas claro en lo que significa la acción del yin del yang tenemos que tener en cuenta que el pensamiento filosófico oriental no usa muchas veces principios y términos precisos sino símbolos cuales tienen una fuerza de evocación extensa o un área mas grande de nociones.
Por la simbolistica que usan, el aspecto yin expresa la vertiente sombreada de una montaña. Yin significa frío, humedad, oscuridad, superficial, exterior, abajo, difuso, yin es la debilidad, el agotamiento, el aspecto negativo, menos. Yang es la vertiente soleada de una montaña. Significa calor, sequedad, luminosidad, profundidad, interioridad, arriba, condensamiento. El aspecto yang es la fuerza, el poder, el aspecto positivo.
La tierra es yin, el cielo es yang. De la unión de las energías tipo yang del cielo con las energías tipo yin de la tierra ha resultado la vida como otra forma de energía. Esta energía se manifiesta en conformidad con un horario y ritmo muy bien definido. Todo lo que existe en el universo no constituye otra cosa que unas islas de energía condensada en el océano universal de energía difusa que es expresado con los dos lados antagónicos y complementarios yin y yang. Cuando el yin crece el yang disminuye y cuando el yang crece excesivamente el yin disminuye. El movimiento de ellos es alternativo y compensatorio. El día sigue a la noche y mientras que la noche disminuye crece el día. Uno niega al otro afirmándose a si mismo. El amanecer y el atardecer son solo unos momentos de aparente equilibrio. En la naturaleza nada es solo yin o solo yang sino que existe predominantemente uno u otro. Su equilibrio no es un equilibrio estático sino dinámico.
Siendo una parte componente del universo, el hombre unifica en si mismo la mismas leyes. Nuestra estructura entera y nuestra fisiología han sido definidas en la tradición china en los términos yin y yang. Así que en general la parte izquierda del cuerpo es yin, en referencia a la parte derecha que es yang.
El respeto de las leyes yin y yang y la interacción armoniosa entre ellas significa vida, armonía, felicidad; no respetarlas significa muerte, enfermedad, caos y sufrimiento. Con otras palabras cualquier enfermedad o sufrimiento es la expresión de unas desarmonías y unos desequilibrios yin o yang.
La medicina tradicional china aplica los principios yin/yang para explicar la fisiología y la patología del cuerpo humano y para ofrecer un diagnostico clínico y el tratamiento en caso de enfermedad. Una llave simple esencial para eliminar estos desequilibrios generadores de sufrimiento y enfermedad, es la ayuda de una energía polar opuesta a la energía desequilibrante, ya que puede con facilidad y gradualmente, eliminar cualquier estado disarmonioso, restaurándose inmediatamente después en modo progresivo, el estado de armonía y de salud. 

CONCEPTO DE YIN Y YANG
En la filosofía yoguica del oriente se muestra que en esencia no existe nada en el mundo manifestado fuera de estos dos tipos de energía yin y yang, la fuerza centrifuga y la fuerza centrípeta, el femenino y el masculino.
La fuerza fundamental yin es centrifuga, se manifiesta expansivamente, es la fuente del frío y de la oscuridad.
La fuerza fundamental yang es centrípeta, se manifiesta en contracción, es la fuente del calor y de la luz.
Yin y yang resultan a veces uno del otro. Por ejemplo: las tierras frías, que son predominantemente yin generan las condiciones de aparición de las plantas y los animales de naturaleza yang. Similarmente plantas y animales nacidos en lugares preponderantemente calientes, yang, son yin. En el mismo modo el ovulo, cual es producido del sexo femenino yin, es yang. Mientras que el espermatozoide que es producido del sexo masculino yang, es yin.
En el marco de la teoría yin yang descubrimos algunos elementos esenciales. Por ejemplo:
1) La oposición entre yin y yang
- Se refleja en su tendencia de lucha (el calor y el ardor pueden hacer desaparecer el frío mientras que el frío puede hacer que una temperatura alta, baje).
- En las condiciones normales del cuerpo humano la oposición mutua de estos dos aspectos mantiene el equilibrio en el ser. Si esta oposición desvía en un exceso o un déficit, el equilibrio fisiológico del cuerpo va a ser perturbado y así aparecerá la enfermedad.
2) La interdependencia entre yin y yang
- Aunque se oponen uno a otro, sin embargo en el mismo tiempo tienen una relación interdependiente. Ninguno puede existir fuera del otro. Sin un movimiento ascendente no puede existir un movimiento descendente, sin frío no puede existir calor.
- Se dice que el yin es en el exterior para que proteja y el yang es en el interior para servir. Al nivel de nuestro cuerpo esto se traduce por el hecho de que las sustancias nutritivas yin son en el exterior mientras que las actividades funcionales yang son en el interior.
3) La relación interconsumidora – sostenedora
- Esta relación hace que las variadas actividades funcionales del cuerpo (yang), consuma una cierta cantidad de sustancias nutritivas (yin). Por otro lado la producción de sustancias nutritivas (yin) va a consumir una cierta cantidad de energía (yang).
4) La relación intertransformadora entre yin y yang
“El extremo yin va a producir en el modo necesario yang y el extremo yang va a producir yin...del frío va a nacer al calor y del calor excesivo va a nacer el frío”.
Por ejemplo en el caso de la fiebre.
5) Divisibilidad infinita del yin y del yang.
Hay tres niveles del yin y del yang cual representan la ampliación o disminución de ellos:
-    El mas grande es denominado triple yin/yang
-    El mediano es denominado doble yin/yang
-    El mas pequeño es denominado simple yin/yang


YANTRA YIN YANG T´AI-CHI-T´U
El yantra en general representa una figura geométrica tradicional cual es asociado con un soporte o un instrumento para generar un estado de resonancia telepática sutil con algunas energías, aspectos, fuerzas o entidades que existen en algunos mundos paralelos o sobre algunos niveles de la manifestación.
Por la concentración mental intensa y meditación realizada sobre el yantra se produce la animación, energización de dicho yantra, permitiéndonos el acceso a dicha realidad o fuerza del cual el yantra manifiesta.
Yantra yin yang o t´ai-chi-t´u es una representación simbólica arquetipal de los dos aspectos yin/yang que gobiernan la entera manifestación. Por ejemplo el círculo dividido de una línea sinusoidal. Esta línea representa la interdependencia entre yin y yang mostrando así la relación interconsumidora y sostenedora.
Ella puede representar un camino evolutivo como ciclo del destino universal.
Las dos extremidades, la entrada y la salida, corresponden al nacimiento y a la muerte.
Se nota el hecho que las dos superficies curvas son iguales, lo que significa que las fuerzas (yin/yang) se encuentran en cantidades casi iguales en la manifestación.
Este diagrama evoca en modo sugestivo que “el cielo (+) y la tierra (-) son frenéticamente apegados uno del otro y se abrazan siempre mutuamente con amor infinito”.
El hecho que la mitad yin contiene un punto yang y la mitad yang contiene un punto yin muestra exactamente la interdependencia de estos fenómenos. Nada puede ser solo yin o solo yang. Estos puntos son como la huella de la luz en la sombra o la huella de la sombra en la luz indicando así el potencial de intertransformacion del yin dentro del yang y del yang dentro del yin.
Desde el punto de vista espiritual en el esotérico oriental esto es el seño de la presencia real de la luz del si supremo atman (un punto blanco) en la noche de la ignorancia (superficie negra) y de la individualidad separadora (el punto negro) en la universalidad del conocimiento (la superficie blanca).
A través de la concentración mental adecuada en este yantra se puede tocar el estado de armonía y equilibrio perfecto como una consecuencia de la manifestación equilibrante de las dos tendencias polares yin/yang. Trabajando con este yantra llegamos a armonizarnos eliminando así gradualmente los desequilibrios, las enfermedades, los sufrimientos y conseguir así la obtención del estado de salud profundo, generador de cumplimiento y felicidad interior.

LAS ENERGÍAS YIN/YANG DENTRO DE UNA RELACION
La mujer y el hombre se presentan  como caracterizados por algunos antagonismos, pero en el mismo tiempo se complementan y evidentemente, en una pareja armoniosa y feliz, ellos se van a compensar sutil y energéticamente siempre.
Observemos así cual es el motivo por el cual la vida es tan interesante, fascinante y dramática: sin deseo sexual que es motor principal de la existencia, la vida se presenta como un desierto penoso.
Por desgracia mucha gente por la culpa de prejuicios no pueden abordar llenos de amor de un modo abierto la sexualidad transfiguradora. Prácticamente la mayoría de la gente es casi asexuada incluso desde el nacimiento por culpa del modo no correspondiente de educación, de alimentación y de vida, sobre todo por culpa de su madre en el momento del embarazo; otros tienen una naturaleza preponderantemente yin porque comen y asimilan demasiados alimentos yin como los sumos industriales, las conservas, el azúcar, el cigarrillo, el alcohol, los congelados.
La gente debe ser equilibrada yin/yang porque si ellos devienen preponderantemente yin como muchas veces se produce, ellos van a ser infelices y sin poder. Por otro lado sin son excesivamente yang pueden devenir crueles, despóticos, van a presentar una tendencia exagerada hacia la destrucción y muchas veces van a morir jóvenes en un modo trágico.
Por su naturaleza las mujeres son preponderantemente yin deviniendo excesivamente yang por el consumo de alimentos yang o por cultivar una actitud masculina, ellas devienen rígidas e infelices. Unas, por la culpa de acumulación de energía yang exagerada pueden provocar horror a los hombres. Así, sintiendo que no van a poder ser amadas por un hombre poderoso, yang y equilibrado, ellas van a preferir muchas veces a los hombres imaginativos, pasivos y afeminados, cuales son excesivamente obedientes y pasivos; en unas situaciones ellas van a ser atraídas de hacer amor con otras mujeres o con animales. Así su existencia va a devenir gradualmente vacía, inútil e infeliz porque ellas inconcientemente rompen el principio fundamental del equilibrio de la vida.
Por el otro lado si la mujer deviene excesivamente yin ella va a ser muy suspicaz, superficial, fantasmagórica, pesimista, cambiante, triste, insatisfecha casi toda la vida.
Los hombres cuales son preponderantemente yin se complacen en una situación mucho mas infeliz que los que son preponderantemente yang lo mismo que las mujeres con exceso yang. Ellos se van a quedar en la imposibilidad de poner las bases de una relación de pareja profunda y durable o de un matrimonio verdadero y feliz. Sin embargo en otras situaciones raramente el hombre demasiado yin y la mujer demasiado yang pueden ser felices en una pareja. Por ejemplo el escritor Anatole France por intermedio de la señora Caillabet y el almirante Nelson por intermedio de la señora Hamilton, lograron hacerse conocidos.
En la luz de las enseñadazas yin yang vamos a ver cual es la causa de la impotencia masculina y de la frigidez femenina y en general de la falta de apetito sexual en el ser humano. La atracción entre los hombres y las mujeres es consecuencia a nivel fisiológico de las hormonas específicas que estos segregan. Por la culpa de la ignorancia la gente no conoce la moralidad de controlar y desarrollar un apetito sexual normal usando en modo inteligente la alimentación y también los afrodisíacos. Muchas veces ellos ignoran las compañías masculinas o femeninas adecuadas que mejor convienen por su naturaleza específica, ya que podrían dinamizarlos desde el punto de vista erótico. Por ejemplo la filosofía oriental (taoista, tantrica y yogui), cual ha inspirado toda la ciencia y la medicina actual china no recomienda que se junten en el mismo lugar para jugar o estudiar niños y niñas cuales no han pasado los 7 años de edad.
El hombre tiene a su disposición miles y miles de alimentos y líquidos cuales podrían transformar gradualmente toda su constitución, el deseo sexual, el estado de animo, las tendencias intelectuales, los pensamientos, el comportamiento y porque no la integración social y el destino. Por ejemplo los zumos de verduras y frutas yin, los bombones y las cremas, las frutas preponderantemente yin que provienen de los países calientes, las patatas, los tomates y la vitamina c pueden reducir gradualmente y seguro en el ser humano el apetito sexual. Los que por desconocer el secreto de la alimentación equilibrante yin/yang consumen preponderantemente todos estos alimentos diariamente devienen poco a poco dóciles, influenciables e inertes.
La tradición milenaria del oriente muestra que es mucho mejor adoptar una alimentación equilibrada yin/yang cual nos va a trasformar progresivamente la constitución, lentamente pero seguro. Este equilibrio nos va a asegurar vitalidad, fuerza, salud, armonía y felicidad.
Las mujeres frígidas que se complacen en este estado envejecen rápidamente y son en general suspicaces, malas, tensas, fantasmagóricas, predispuestas hacia calumnias y chismosas. Con el tiempo pueden llegar también a enfermedades mentales y psíquicas.
Todos estos alimentos y bebidas tienen que ser naturales, pues no tienen que ser preparadas industrialmente con diferentes sustancias químicas de síntesis o tratadas artificialmente con diversos aditivos. Por ejemplo los alimentos yang si son tratados así pierden toda la carga energética deviniendo yin. Los más puros alimentos tienen que ser las frutas y las verduras en estado crudo y no preparado pero muchas veces aun estos, contienen productos químicos para la mejor conservación. 

LAS TIPOLOGÍAS HUMANAS FUNDAMENTALES

1) El tipo extremo yin lunar
Esta persona es una persona escondida y astuta; su cara es casi siempre tenebrosa y amarga, es una persona extremadamente cortes, respeta estrictamente los mandos, el convencionalismo y se dobla siempre frente de todos. Es de hecho una persona larga (con un fémur largo). La solaridad del yang es casi inexistente. Su sangre es impura, la epidermis es gruesa y los músculos demasiado relajados.
2) El tipo extremo yang solar
Esta persona es presumida, arrogante, su cabeza y toda la parte superior del cuerpo son direcciondas hacia arriba, con el mentón hacia arriba. Tiene un orgullo excesivamente grande y reacciones fulgurantes. Manifiesta un despotismo tormentoso, es exigente al máximo y no perdona nunca. Tiene inclinaciones hacia el dogmatismo y muestra una autoridad dominadora. El tiene una gran solaridad y su lunaridad es casi inexistente.
3) El mediano yin o lunar
Este es envidioso, cuando tiene la ocasión se alegra con la boca abierta o por detrás de los problemas de los demás. Se reconoce con facilidad mirando su cara ya que le falta expresividad, siendo caracterizado de un aire frío y una actitud distante. No puede quedarse tranquilo por mucho tiempo. Es identificable también por el hecho de que camina siempre con la cabeza gacha. El acumula en general más energía yin que yang. Se caracteriza también por una actitud pasiva, apática, por hipotonía muscular, piel fría, mirada borrada, lentitud en los gestos y en su hablar. Su estomago es pequeño y en cambio tiene los intestinos muy desarrollados.
4) El mediano yang o solar
Este es muy pretencioso y afectado. Es el tipo de pequeño funcionario insignificante que se cree ministro. Le gusta moverse mucho y cuando camina balancea los brazos. El acumula en general más yang que yin. Se caracteriza por su expresión móvil, mirada penetrante, ojos vivos brillantes, habla rápidamente, tiene la voz firme, los gestos sugestivos y numerosos y también una resistencia física grande.
5) Tipo armonizado y equilibrado yin/yang
Este es un ser humano con una constitución psíquica y física equilibrada de modo ideal. Es refinado, civilizado, lleno de nobleza, sabio, modesto, bueno, firme en lo que considera sublime e inmortal. No se enfada de las vanidades pequeñas, es franco, lleno de buena voluntad y sostiene con tenacidad la verdad, esta siempre involucrado en las más altas aspiraciones humanas. Es piadoso y compasivo, listo siempre para ayudar a los que merecen, es correcto y aun a si mismo se analiza con igual lucidez conociéndose muy bien las cualidades como los defectos, cuales intenta suprimir poco a poco. Es alegre, optimista, tiene una mirada calida, esta lleno de vitalidad, tiene una inteligencia práctica, es sensible cuando es el caso y reacciona igual en el caso de alabanzas o criticas. Todo su ser emana belleza, paz interior, poder y refinamiento. Tiene un instintivo rechazo frente de todo lo que es impuro, malo o  turbador, trayendo en cualquier lugar buen entendimiento, amor y sabiduría.


¿YIN O YANG? - test

¿YIN O YANG? - evaluación y respuestas